Dimitiendo

Renunciar profesionalmente es clave para mantener una buena reputación dentro de su industria. Estos son algunos de los mejores consejos sobre cómo marcharse profesionalmente.

 

Renuncie en persona : Renuncie siempre cara a cara y luego envíe una carta. No renuncie por correo electrónico, ya que puede verse como poco profesional e irrespetuoso.

Siga las reglas de renuncia del negocio: recuerde verificar su contrato para conocer el período de notificación requerido. Cualquiera que sea el período de notificación, es una buena etiqueta respetar estas pautas.

Si su nuevo trabajo es con un competidor, asegúrese de no romper su contrato al aceptar el puesto.

Sea cortés: durante su renuncia, no olvide sonreír y aprovechar la oportunidad para agradecer a su empleador por la oportunidad y la experiencia que ha adquirido en su puesto de trabajo.

Manténgase profesional hasta que se vaya: haga todo lo posible para dejar a su reemplazo, compañeros de trabajo y clientes lo más preparados posible para su partida. Mantenerse profesional hasta que se vaya mantendrá su reputación dentro del negocio y la industria.